cangas de Onís puente romano

Pueblos bonitos en Picos de Europa: Cantabria y Asturias

Si buscas disfrutar de la naturaleza en estado puro y pueblos cargados de encanto, una escapada a los Picos de Europa será imprescindible en tu ruta viajera. Y es que
no encontrarás mejor forma de conectar con la naturaleza y ver paisajes y lugares únicos.
A través de pequeños enclaves llenos de historia, podrás hacer un tipo de turismo diferente, siempre seguro y sostenible, que puedes llevar a cabo tanto por tu cuenta como en familia. De hecho, son destinos perfectos para disfrutar todos juntos.

Esta es nuestra lista de pueblos más bonitos de Picos de Europa aunque la lista podía ser más larga:

Potes, un pueblo de los Picos de Europa imprescindible

El pueblo de Potes es también la capital de la comarca de Liébana. Se trata de un enclave que destaca por estar rodeado de montañas. Uno de sus mayores atractivos es que se ubica donde confluyen cuatro valles.
Repleto de casonas viejas y de torres y puentes, es un lugar histórico gracias al que tendrás la oportunidad de viajar al pasado nada más poner un pie en alguna de sus encantadores callejuelas.

potes
Créditos: Liliana Fuchs

Además, Potes es también un punto de referencia donde los senderistas comienzan varias de sus rutas. Eso lo convierte en ideal para los amantes de los deportes de aventura. Por otro lado, otro producto de gran fama es el orujo, del que podrás disfrutar en tu visita.

Ya hemos hablado de esta localidad en nuestro blog, así que puedes echar un vistazo a nuestro post qué ver cerca de Potes.

Cangas de Onís, en Asturias, uno de los más famosos

Uno de los pueblos más famosos de Picos de Europa es Cangas de Onís. En realidad, es un concejo del Principado de Asturias con una importante historia a sus espaldas.

Fue en este rincón donde Don Pelayo estuvo antes de comenzar las batallas del norte de España.

cangas de Onís puente romano
Créditos: Leticia Roncero

Además, cuenta con un excelso patrimonio entre los que destacan edificaciones como el puente romano, levantado durante el reinado de Alfonso XI, así como la Iglesia de la Santa Cruz, que data del año 733.
También son de obligada visita la Iglesia de Santa María, de origen medieval o el Palacio de Cortés, del siglo XVIII.

Recuerda que en Anear también ofrecemos rutas y actividades en Asturias que te pueden interesar.

Arenas de Cabrales también merece una visita

Si vas a visitar los Picos de Europa, la de Arenas de Cabrales es una de las mejores localidades para poder hacerlo. Además, aquí también podrás admirar su zona de montaña, una de las más llamativas.

arenas de cabrales
Créditos: gomveron

Este es un pueblo tradicional y acogedor que a su vez cuenta con una amplia oferta gastronómica y hostelera, por lo que es ideal para hacer turismo. De carácter montañero, destaca su arquitectura que sigue las tradiciones, así como su entorno natural.

Asimismo, este pueblo es conocido en todo el país gracias al queso de Cabrales, a pesar de que cuenta con muchos otros atractivos. Entre ellos, destacan las rutas de montaña, los hospedajes de carácter rural o sus cámpings, ideales para descansar y desconectar de la ciudad.

Cabañes, otro pueblo bonito para disfrutar de los Picos de Europa

El pueblo de Cabañes está ubicado en Cillorigo de Liébana y se sitúa a menos de cinco kilómetros de la capital del municipio, lo que hace que puedas visitar más de un rincón en tu visita en una misma escapada.

Su ubicación privilegiada dentro del Parque Natural De los Picos de Europa hace de él un lugar que llama la atención a primera vista gracias a la imponencia de sus enormes montañas. No tardarás en sentirte atraído por sus valles, el río Deva y sus gargantas.

cabanes
Créditos: Toprural

De hecho, uno de los mayores atractivos del pueblo es precisamente el desfiladero de La Hermida, una de las gargantas más importantes de España y también el único lugar que lo comunica con la costa.

En el caso de que desees hacer una visita cultural, no te puedes perder su iglesia, que data del siglo XVII, donde encontrarás imágenes como las de San Juan y Santa Ana y la cruz parroquial, que destaca por contar con un relieve de Santiago montado a caballo.

Mogrovejo, un lugar para perderse

En el Valle de Liébana, otro de los enclaves que no pueden faltar en tu visita es el pueblo de Mogrovejo, declarado como Conjunto Histórico en el año 1985. Además de ser uno de los más atractivos, llama también la atención por su capacidad de trasladarte al pasado gracias a su tradición.

Lo encontrarás ubicado en la carretera donde se unen los pueblos de Potes y Fuente Dé, por lo que podrás visitarlo junto al resto de enclaves y gozar de una escapada encantadora y singular.

mogrovejo
Créditos: Chris

En cuanto a sus edificios, no te puedes perder la Torre de Mogrovejo. Levantada en el siglo XIII, en ella se encerraban aquellos delincuentes no culpables de delitos de lesa majestad.

Para disfrutar al máximo de su encanto debes perderte por sus bonitas callejuelas y admirar sus edificios de los siglos XVI y XVII. Entre ellos, destacan algunos como la casona de Vicente de Celis, donde podrás ver el escudo de armas del pueblo, o la de La Guerra, también de gran valor histórico.

Gracias por compartir
Anear